IN MEMORIAM

Los romanos se despedían mediante la palabra “Vale”, con el sentido de «Consérvate Sano”.
Actualmente, las formas más utilizadas son: adiós, adeu, agur, bye, au revoir, arrivederci, hasta luego, buen día, hasta la vista…


Todas ellas son formalismos convencionales de relación social que no determinan implícitamente un “volverse a ver cierto”, “seguro”, “deseado”.

Yo, cuando despido a alguien que quiero y aprecio, que inicia un viaje largo y, quizás, azaroso y con peligros, utilizo: “Nos vemos”. Al hacerlo expreso mi deseo y certeza del reencuentro, aunque el lugar y el momento sean indefinidos.


El otro día, en la vorágine de los homenajes, despedidas y reconocimientos, en un aparte, a solas, le dije a Feli, que marchó: “Nos Vemos”.


Mariano 6-IX-20.

Deja un comentario