Teoría Esférica en Seguridad. Ejemplos

Los atentados de terrorismo islámico en Francia y en Suiza, de los últimos días, son una muestra más de la necesidad de prevención y de protección ante el riesgo por agresiones de toda índole. Ya no puede hablarse de protección de los empresarios y grandes fortunas. Toda la población está expuesta a sufrir agresiones y atentados. Sobre la seguridad, existen múltiples teorías que varían en función de las necesidades y las circunstancias específicas. En principio, todas serían aceptables, en cuanto a que puedan servir para establecer unas bases teóricas de trabajo con el fin de atajar cada riesgo concreto de seguridad.

El psicólogo humanista de origen americano Abraham Maslow formuló en 1943, “A Theory of Human Motivation”. Esta teoría de la motivación intenta explicar las razones que impulsan la conducta humana a través de sus necesidades. Como resulta obvio, en la base de la pirámide, la más amplia, estableció las primarias y fisiológicas (respiración, alimentación, descanso, o la homeostasis, entre otras), pero resulta interesante para el tema de este artículo, que situó en segundo nivel de importancia, las Necesidades de Seguridad (empleo, recursos, la moral, la familia, la salud…) y cómo no, la “Seguridad Física”.

Pirámide de Maslow

De modo general, por Seguridad puede entenderse “toda situación ambiental en la cual la integridad social y física de las personas, su patrimonio y las instalaciones o lugares que frecuenta, se encuentran a salvo de todo tipo de riesgos”, que eliminen o minimicen el sentimiento de seguridad de las personas. Según esto, la “Teoría Esférica en Seguridad” se contempla como “la estructura virtual de protección envolvente como una esfera, en la que existen diferentes zonas que deben ser preservadas del mayor número de riesgos posible”.

Por Riesgo, se entiende “cualquier interferencia o perturbación en el desarrollo normal de la vida y de la actividad de dichas personas en lugares, en movimiento o en instalaciones”. De modo que, en el diseño de todo Plan de Protección, los riesgos son clasificados en dos grandes modalidades que a su vez se subdividen en otras dos posibilidades de concurrencia: Riesgos Provocados o Casuales, que a su vez pueden ser Internos o Externos.

Esquema de la Teoría Esférica en Seguridad

A nivel práctico, el centro de dicha esfera puede ser considerada una persona, una familia, un grupo de personas, una instalación, un bien particular, e incluso la privacidad o la información que sea manejada por el cliente. Esta esfera abarcará la totalidad de las zonas de influencia del objeto de protección, dividida en tres grandes aéreas desde las que pueden hacerse realidad los riesgos.

Las zonas alrededor del bien protegido, contemplados con la mirada frontal de una persona, se denominan de “Nivel de Superficie”.  Desde ella suelen producirse la mayoría de los incidentes (robos, agresiones físicas, secuestros, atentados…). Desde un alunizaje contra el escaparate de una tienda a las típicas agresiones personales, ocurren desde la superficie de la esfera.

Los intentos de asesinato contra Ronald Reagan el 30 de marzo de 1981, por John Hinckley J., o la muerte del cantante John Lennon, The Beatles, a manos de Mark Chapman, el 8 de diciembre de 1980, son claros ejemplos de riesgos por atentado de superficie. El primero por un error del servicio de seguridad. El segundo por carecer del mismo. Pero también lo serán los ataques de grupos armados para entrar en un almacén.

Atentado contra Ronald Reagan, 1981

Los riesgos desde las alturas, denominados de “Nivel Aéreo”, se centran principalmente en robos o accesos a instalaciones, mediante el uso de butrones o forzado de ventanas. Los atentados desde este nivel suelen ser de precisión y difíciles, pero no imposible, de evitar. La utilización de Snipers (francotiradores) profesionales es la más utilizada en terrorismo y zonas de guerra abierta.

El ejemplo más conocido de atentado por aéreo es el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, supuestamente llevado a cabo por Lee Harvey Oswald. ETA también lo intentó, sin éxito, en varias ocasiones contra SM El Rey Juan Carlos I, en los años noventa, siendo el más conocido el de Palma de Mallorca, en 1995.

En los últimos años, algunos gobiernos ha utilizado snipers profesionales con el objetivo de amedrentar y atentar, de forma indiscriminada, contra la población civil que lleva a cabo manifestaciones populares en contra de la política socioeconómica del ejecutivo. Así ocurrió en Venezuela durante las manifestaciones de la Primavera Venezolana y durante la Rebelión de Abril, en 2016 y 2017. Más reciente aún, es el caso del gobierno iraquí de Mustafa Al-Kadhimi, en las localidades de Bagdad, Najaf y Diwaniya, en 2019 y 2020, según ha denunciado Amnistía Internacional.

Represión de Manifestaciones en Venezuela, 2017 (@InfoBase)

Por último, los riesgos también pueden tener su origen bajo la superficie del protegido.  Denominado como “Nivel de Subsuelo”, se centran básicamente en dos modalidades: Robo o Atentado. El primero mediante el aprovechamiento de sótanos y aparcamientos, pero también mediante la construcción de butrones y túneles de acceso a instalaciones y cámaras acorazadas. Estos últimos, aunque se encuentran en desuso en los países industrializados por las medidas antivibración, son utilizados cuando la instalación presenta medidas deficientes de seguridad. Es lo que ocurrió hace pocos días en el Crédit Agricole, de Milán.

En la segunda modalidad, los atentados y agresiones suelen llevarse a cabo mediante planificados y elaborados atentados terroristas. Como ejemplos clásicos tenemos el atentado de ETA contra el jefe del gobierno Luis Carrero Blanco, el día 20 de diciembre de 1973, en Madrid, mediante la construcción de un túnel en la denominada Operación Ogro. Otro atentado desde el nivel de subsuelo se produjo el día 26 de febrero de 1993, cuando un grupo terrorista de Al Qaeda hizo estallar un camión en los aparcamientos subterráneos de la zona norte del World Trade Center, de Nueva York.

Atentado contra el World Trade Center, Nueva York, 1993

La simbología utilizada, la Esfera virtual, conlleva como objetivo de la prevención y de la protección la globalidad del entorno de la/las personas, lugares y situaciones. Sin embargo, el mejor plan de contingencia y de seguridad resulta inútil si falla por la base de la propia prevención y la protección. Así, el objetivo de esta protección también debe incluir al personal de seguridad (V.S., escoltas, conductores…), aunque éstos se encuentren en situación de movimiento o de estática.

Para concluir, toda prevención y/o protección en seguridad estará compuesta por profesionales de la seguridad, así como por los elementos activos y pasivos adecuados, dentro de un Plan Integral de Protección y Seguridad que contemple, entre otras, la aplicación de la Teoría Esférica de Seguridad.

En cuanto a la protección de las personas, en la misma deben ser contempladas las singularidades psicológicas y sociales de los protegidos, y no sólo los riesgos evidentes. Pero, sobre todo, nunca conviene olvidar que, al hablar de seguridad, existen tres realidades que siempre lleva implícito todo proyecto de prevención y/o de protección: “La seguridad al 100% no existe”. “La seguridad es una sensación y por tanto subjetiva”. Y que “La base de la Seguridad Privada es la prevención”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s