DESAMPARO DE LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD EN CORREOS

Suele ser habitual que los Vigilantes de Seguridad en España sólo sean noticia cuando cometen algún error o se ven involucrados en incidentes que, en más de una ocasión, desbordan sus competencias y posibilidades de actuación por los escasos medios de que disponen para realizar los servicios. Son utilizados como esa “percha de la guantá” sobre la que recaen todas las culpas inimaginables. Por desgracia para el colectivo, casi nunca salen en los medios cuando salvan vidas, evitan crímenes o ayudan en catástrofes y accidentes graves.

En estos aciagos días de la campaña electoral para la Comunidad de Madrid, los sobres con amenazas a políticos de todos los colores se han convertido en la nota habitual para escarnio de la población española. Amenazas ¡que nunca deberían existir!, en una democracia plena. Desde la dirección “política” de Correos, sin realizar auditoría alguna, no ha perdido ni un solo minuto en acusar al Vigilante de Seguridad de todos los errores.

Con una clara intención política para entrar en la campaña electoral, Correos, no se ha dignado en mantener la compostura ni la discreción debidas en circunstancias de este calibre. No han esperado a que concluyera la investigación oficial de las FCSE sobre las circunstancias por las que los sobre con munición no fueron detectados a tiempo en el Centro de Tratamiento Automatizado de Madrid,

La Asociación de Profesionales de la Seguridad Privada de España, (ARSEPRI), ha emitido una nota de prensa en la que, alejándose de toda connotación política, expone con meridiana claridad, los acontecimientos, y situaciones que han dado lugar al escarnio público que está sufriendo un Profesional de la Seguridad Privada que, sin «ninguna prueba objetiva» de su implicación o responsabilidad directa en los hechos, ha sido vilipendiado por algunos medios de comunicación.

Por la importancia de la nota de prensa emitida por ARSEPRI, y dado el elevado número de profesionales que están preocupados por la situación producida en nuestra comunidad autónoma, transcribo literalmente su contenido, contando con la debida autorización.

«DESAMPARO DE LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD EN CORREOS»

«El pasado día 22 de abril, la dirección de la entidad pública Correos, dio traslado a los medios de comunicación la «remisión de tres cartas, con amenazas», mataselladas e inspeccionadas el día 19 del mismo mes. Su interior contenía munición de diferente calibre sin percutir. Las citadas cartas iban dirigidas al ministro del Interior, D. Fernando Grande-Marlaska, a la directora de la Guardia Civil, Doña María Gámez, y al exvicepresidente 2º del gobierno, D. Pablo Iglesias.

Con fecha 24 de abril, la dirección de Correos, sin que hayan finalizado las investigaciones previas sobre el incidente, solicitó a la empresa de seguridad “INV Vigilancia” la retirada del Vigilante de Seguridad que se encontraba de servicio en el scanner “HI-SCAN 75555i” cuando el contenedor fue inspeccionado en el Centro de Tratamiento Automatizado de Madrid (Vallecas).

Con los datos conocidos hasta el momento sobre lo sucedido con la inspección de los sobres, únicamente “las dudas” tienen cabida en cualquier análisis que pueda hacerse sobre lo ocurrido. Estamos hablando de “múltiples errores” que habrían sido cometidos por un profesional integrado en una plantilla de Vigilantes de Seguridad con años de experiencia en el citado centro laboral, sin que se hayan conocido incidentes anteriores.

Las numerosas dudas se acumulan a diario sobre si el error ha sido cometido por el V.S. operador del scanner o bien por el propio sistema. La fecha errónea, los sellos de “a su procedencia” no han sido explicados. Las imágenes hechas públicas por la dirección de Correos, lejos de tranquilizar, a los profesionales de la seguridad nos llenan de incertidumbre.

¿Cómo es posible que tres grupos de munición, en tres sobres diferentes, introducidos en un contenedor al azar reflejen una sola imagen con la munición agrupada?

Las imágenes “recortadas” hacen imposible conocer los datos reales de fecha, situación y el resultado de la inspección, dejando al V.S. acusado de negligencia en la más absoluta indefensión. El expediente de apercibimiento «más severo», a la empresa de seguridad, por el incumplimiento en el que se ha incurrido y por «el daño a la imagen, al prestigio y al buen nombre» de Correos, ha ido más allá de esta decisión administrativa.

Sin que la dirección de Correos haya llevado a cabo auditoría alguna sobre el funcionamiento del equipo, la dirección de la entidad pública ha elegido “su chivo expiatorio” mediante el alejamiento “con deshonor” del profesional de la seguridad que se encontraba de servicio en ese momento, sin más prueba que la “percepción” de la dirección de seguridad de Correos, sobre su culpabilidad.

La propia dirección de Correos, se ha visto forzada a confirmar que los sistemas y equipos de escáner utilizados «llevan 12 años sin actualización». Entonces… ¿Cómo pueden asegurar, de manera tan tajante, que la culpabilidad del incidente recae “únicamente” en el Vigilante de Seguridad?

A comienzos de esta semana, se ha conocido que otro envío con amenazas, por medio de Correos, de nuevo ha puesto en evidencia los Protocolos de Seguridad de la entidad. ¿También ha sido culpa del mismo Vigilante de Seguridad? Las dudas van en aumento, dejando a los profesionales de la seguridad a merced de nuevos despidos indiscriminados.

Desde esta asociación no llevaremos a cabo valoraciones políticas sobre lo sucedido y el cese de nuestro compañero de la empresa INV Vigilancia. Pero sí rechazamos y denunciamos la ligereza con la que se ha actuado desde la dirección de Correos provocando la denigración del profesional de la seguridad acusado “sin pruebas objetivas”, hasta el punto que su nombre y datos personales hayan sido publicados, con mofa, en la prensa nacional.

Por último, desde ARSEPRI, lamentamos comprobar cómo, una vez más, el personal de Seguridad Privada es vilipendiado ante la opinión pública, sin pruebas objetivas de culpabilidad, en cuanto surge la menor ocasión, por mucha profesionalidad que haya demostrado en los años de servicio en la citada sede de Correos».

Se podría decir más alto, pero no más claro…

Nota de Prensa de ARSEPRI para leerla o descargar :

Enlace para todo aquel profesional de la seguridad que desee acceder a la web de ARSEPRI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s