Agresiones a Vigilantes QUE NO CESAN

Para muchos autores y profesionales de la seguridad «la violencia se considera algo inherente al ser humano» y, por lo tanto, «hoy por hoy, su eliminación total es una utopía. Una quimera con la que muchas personas, demasiadas, deben convivir a diario».

Los Vigilantes de Seguridad llevan implícito el riesgo de sufrir actos de violencia, aunque esta no debería producirse por «la dejadez, por intereses ocultos, o por cuestiones económicas» como es lo más habitual que suceda.

Las agresiones a los Vigilantes de Seguridad vienen produciéndose casi a diario en algún lugar de nuestro país. La mayoría de las empresas prefieren mirar hacia otro lado. Y por no importunar a los clientes, dejan a su suerte a los profesionales que dan la cara frente a todo tipo de personas. Así en los últimos meses, Ermua (Vizcaya); La Sagrera (Barcelona); Son Gandía (Valencia); Madrid; Pamplona, Vitoria-Gasteiz y, las principales ciudades de Las Islas Canarias, son ejemplos muy recientes de lugares donde se han producido agresiones a V.S. recientemente.

Los empleadores, es decir, los clientes siempre juegan a la baja. Hasta cierto punto puede considerarse “normal”. Suelen ser mejores negociadores que los empleadores de los V.S., entre otras razones porque el elevado número de empresas que, por conseguir un contrato, aceptan lo innombrable.

¿Y qué ocurre con los sindicatos? Pues más allá de las escuetas notas de prensa, y alguna que otra salida minimalista para acallar al personal, guardan silencio y esperan a que pase la tormenta. Cuando les interesa por cuestiones políticas, bien que saben sacar a pasear al personal. En caso contrario, no se hace nada, de nada. Por razones laborales, las reacciones convenientes, cuestan más llevarlas a cabo.

A continuación, os dejo los enlaces a una extensa entrevista a “F.J.A.”, Vigilante de Seguridad, que sufrió una de las peores agresiones de los últimos meses en la estación de Ermua el pasado mes de febrero. Ha sido publicada recientemente en la web de ARSEPRI, y realmente merece la pena dedicarle tiempo, pues obliga al lector a meditar y analizar cada palabra.

Primera parte: Agresiones a Vigilantes en Primera Persona”.

Segunda parte: “Agresiones a Vigilantes – Tapar, Tapar y Tapar”.

–Corregido y ampliado, 13/04/2021–

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s