FORMACIÓN DE SCANNER AESA. EL CUENTO DE NUNCA ACABAR

Los problemas de la formación de scanner AESA para los vigilantes de seguridad en aeropuertos está provocando, con sus últimas modificaciones formativas y normativas, más de un quebradero de cabeza a los Vigilantes de Seguridad que prestan sus servicios en las dependencias oficiales. En un artículo firmado por nuestro director, Rafa Montilla, y publicado en ARSEPRI, se pregunta ¿Qué ocurre con la Formación AESA de Seguridad?

Como experimentado profesional de la seguridad privada que es, analiza en profundidad no sólo la problemática de la situación formativa sino la realidad de la profesión en los aeropuertos nacional, desde el punto de vista del servicio de seguridad privada, con la contundencia de la legislación y la narración de aquellas realidades que otros no se atreven a exponer abiertamente.

Comienza el artículo matizando que «la profesión de seguridad privada es la más incongruente de las existentes en España». Hecho que, parece no irá a mejor después de ser aprobadas, el pasado 1 de enero,  el nuevo sistema de exámenes para la cualificación aeroportuaria que deben superar los Vigilantes de Seguridad de servicio en cualquier instalación dependiente de Aviación Civil a través de AENA.

Con el reglamento UE2018/1139 del Parlamento Europeo y del Consejo, de fecha 4 de julio, se aprobaron las Normas Comunes Europeas en el ámbito de la aviación civil. Al mismo tiempo, la “Agencia de la Unión Europea para la Seguridad Aérea” (AUESA) vio la luz en medio de diversas polémicas sobre la idoneidad de la medida.  Este hecho obligó a las autoridades a modificar la mayoría de reglamentos existentes hasta el momento, incluido el reglamento CE216/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de febrero, por el que se daba forma a la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

A raíz de esta nueva normativa europea, al personal de seguridad privada, independientemente de su habilitación obligatoria del Ministerio del Interior como vigilante de seguridad, se le exige tener la cualificación profesional y específica de seguridad aérea C1, C2, C3a o C3b, según los casos. El mismo año 2018, AENA y AESA firmaron un convenio para establecer dichas certificaciones para los VS que trabajen en instalaciones aeroportuarias españolas.

Entre los cambios implementados se encuentra la estandarización de los exámenes a partir del día 1 de enero de 2021, tanto en su aspecto teórico como práctico. La creación de nuevas plataformas informáticas y nuevos temarios que, por desgracia no contemplan una adecuada adaptación del sistema de formación y de capacitación de los Vigilantes de Seguridad que desarrollan sus misiones en las instalaciones aeroportuarias dependientes de AENA, bajo la supervisión de AESA.

Para el autor «la descoordinación en la formación y la desconfianza de los Vigilantes de Seguridad surgieron incluso antes de su implantación». Desde su creación en 2018, las críticas contra la nueva formación han ido creciendo, «sin visos de solución a corto o medio plazo». Las redes sociales y asociaciones profesionales del personal de seguridad, se han hecho eco sobre «la dificultad de asimilación de los nuevos temarios […] Demasiado oscuros, y carentes de dinamización».

La Resolución del 12 de noviembre de 2012, de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se determinan los programas de formación del personal de seguridad privada, se establecen los contenidos que deben poseer los módulos formativos para el personal de seguridad que preste servicio en los aeropuertos. Sin embargo, este curso específico de la Secretaría de Estado no puede conceder la nueva cualificación AESA, dado que es este organismo público quien tiene asignada la capacidad legal para concederlos atendiendo a las directrices de la AUESA.

Por lo tanto, no es de extrañar que existan discrepancias entre lo manifestado por los ATES, algunos sindicatos y los vigilantes de Seguridad. En declaraciones del 19 de febrero a Europa Press, AESA, que el temario de formación para los VS se encuentra en los anexos del Programa Nacional de Formación que edita la propia AESA y que los mismos se «han sido entregados directamente por AESA a todas las empresas» concesionarias en aeropuertos.

Estas declaraciones tan sólo demuestran el poco interés existente en la administración para solucionar un problema enquistado entre el orgullo gubernamental y la búsqueda de la economía por encima de la seguridad.

Como afirma el autor del artículo «En apariencia, Todos tienen razón y al mismo tiempo ninguno la tiene del todo”. De lo que no duda el sr Montilla que es, de nuevo, «el vigilante de seguridad aparece como “paganini” de los platos rotos y de la falta de coordinación» entre empresas y organismos oficiales.

Puede leer el artículo original en el siguiente enlace: https://arsepri.com/la-cronica-de-rafa-montilla/que-ocurre-con-la-certificacion-aesa-de-seguridad/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s