Seguridad. Introducción a los Componentes de un Sistema CCTV

A diario interrelacionamos con componentes electrónicos que forman parte de los Circuitos Cerrados de Televisión o CCTV. La mayoría de las veces pasan desapercibidos para el público en general, pero no así para los profesionales de la seguridad. Cuestión diferente es conocer que componentes forman parte de todo este entramado que nos encontramos en los almacenes, tiendas, las calles, y últimamente también en los teléfonos móviles.

Se considera sistema CCTV, acrónimo de Closed Circuit Television, a todo circuito de televisión interconectado para generar imágenes de video que pueden ser vistas y controladas por un número concreto y restringido de personas. Esta última apreciación determina que cualquier sistema de vídeo pueda ser considerado CCTV.

Las Cámaras de Vídeo. Es el equipo más importante de los que componen los sistemas CCTV, pues representan el punto de origen de la generación de cualquier producción de vídeo. Hoy día, la mayoría de los agentes de seguridad prestan servicio con cámaras en su instalación. Por desgracia, no siempre son conscientes de su importancia o carecen de la formación necesaria para sacarles el mejor partido.

Estos equipos de captación de imágenes pueden ser clasificados dependiendo de varios factores: Por su localización, en interiores o exteriores. Por la especificidad lumínica, en diurnas, nocturnas o día-noche. Según su instalación, pueden ser de superficie, de mástil o empotradas. Por su versatilidad se clasifican en profesionales o simples para particulares.

Cámara IR-HD
cámara día-noche con tecnología IR-HD

En las cámaras profesionales se busca que sean robustas, resistentes al clima, duraderas y multifuncionales. Las que denomino como “particulares” son las más sencillas del mercado y que suelen instalar en las viviendas o para videoconferencias no profesionales, por lo que principalmente se busca su discreción y fiabilidad.

Las Pantallas de Visión. Se trata de los conocidos monitores o televisores con funcionalidad monitora. En la actualidad, salvo alguna lamentable excepción, son pantallas de led y alta definición o UHD. La instalación generalmente es de escritorio aprovechando los mismos monitores utilizados para los ordenadores PC. Sin embargo, cualquier control de vigilancia o CRA que se precie debería contar con monitores murales de visualización, dejando uno, o dos como máximo, para el trabajo directo con el programa de gestión CCTV. En cualquier caso, la imagen en todos los monitores debe ser clara y nítida para una mejor interpretación de los datos.  

Los Videograbadores. Se trata de un equipo importante en todo sistema CCTV, sin embargo, el agente de seguridad, salvo en contadísimas ocasiones, no interacciona con él directamente, sino a través del programa de gestión de visualización y grabación situado en un ordenador ordinario dentro de los puestos de control o CRA.

Con la digitalización de las grabaciones quedaron obsoletos los sistemas analógicos a base de cintas beta, vhs o 2000. Los actuales videograbadores trabajan con sistemas digitales NVR, DVR, IP o Tríbidos. En cuanto a las resoluciones y sistemas de grabado y empaquetado los más comunes son: mp4, mkv y Full HD. Esto no es óbice para que en algún servicio se continúen utilizando grabadores con formatos obsoletos como mpg, divx o incluso vcd.

Estos grabadores suelen tener funciones especiales como grabación inteligente, cambios de escena y detección de rostros, movimiento o intrusión. Los videograbadores pueden ser utilizados directamente desde el mismo equipo físico, por lo que en su fabricación se busca que sean sencillos de manejar, intuitivos y multilenguaje. A pesar de ello, el personal operativo de seguridad no suele tener autorización, ni formación para su utilización directa.

Las Plataformas IP. Con el aumento de la tecnología digital, internet, y sobre todo de la capacidad operativa de las vías de comunicación inalámbrica estos sistemas se están imponiendo a la utilización de cableado por su economía y versatilidad en la instalación. El desarrollo de los métodos anti enmascaramiento (anti-masking en inglés) con infrarrojos se están imponiendo en los métodos anti intrusión y sistemas de alarma a partir del nivel 3.

El Almacenamiento RAID. Se trata de implantar un sistema de redundamiento de la grabación por medio de varios discos duros (hdd) que funcionan sincronizados y a tiempo real. Es un buen método para obtener copias de respaldo de toda la información sin tener que estar pendiente de sacar copias de respaldo.

Programas de Gestión de Vídeo. Son imprescindibles para una buena gestión del funcionamiento de las cámaras de seguridad y sobre todo de las grabaciones almacenadas. Como ya he mencionado, es una pena que los agentes de seguridad no sean adiestrados convenientemente en su utilización. Razón por la que estos profesionales de la seguridad se ven envueltos en más de un altercado o incidente por su deficiente formación.

Estos programas suelen ser muy intuitivos cuando se trata de su utilización básica. Por el contrario, la gestión en profundidad suele conllevar un aprendizaje más en profundidad que no siempre tiene el personal de seguridad. Razón por la que, tanto las empresas de seguridad como los clientes, prefieren bloquear el acceso del personal de seguridad a esas secciones más especializadas, a pesar de ser un grave error estratégico.

En la actualidad, cada vez es más común encontrarse programas de gestión de vídeo CCTV integrados en sistemas de gestión globales que integran sistemas de negocio, registro y control de personal, gestión de clientes y visitas, además la gestión de los controles de acceso, matrículas de vehículos, reconocimiento facial e incluso control de ascensores, puertas, calefacción y temperatura del agua de los aseos y cafeterías corporativas.

El Sistema UPS o SAI. El acrónimo inglés Uninterruptible Power Supply hace referencia a todo sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) del equipo físico de todo sistema CCTV, informático, de telecomunicaciones, etc. Todo sistema CCTV que se precie no puede ignorar una adecuada instalación SAI a las necesidades reales ante una emergencia. Aunque pueden diferenciarse dos instalaciones diferentes de los SAI según se trate de equipamiento UPS sea individual o corporativo, sus funcionalidades básicas y objetivo de trabajo es el mismo: mantener la alimentación eléctrica ante un corte de tensión, además de evitar sobretensiones eléctricas en los equipos del sistema CCTV. La principal diferencia en ambos modelos se halla en la capacidad operativa y las horas de cobertura ante una emergencia.

UPS Multifuncional

Equipos de Centralización y Protección. Está compuesto por los armarios y rack de alojamiento. Éstos pues ser múltiples, individuales, o arcones de seguridad. Suele ser muy habitual que el sistema CCTV se encuentre repartido por varios espacios (control de seguridad, CRA, cuarto de servidores, salas de comunicaciones, cuarto RITI…).

Por lo general los videograbadores, el sistema de almacenamiento RAID, rack de comunicaciones y la protección SAI suele encontrarse en cuartos, más o menos estancos, protegidos, con sistemas de control de temperatura y medidas contra incendio automatizadas.

Sistema Integrado de CCTV

Para finalizar, y como apuntaba al principio de esta introducción a los sistemas CCTV, es importante tener en cuenta que no toda emisión de video puede considerarse un sistema de CCTV. Una emisión de video en streaming, la visión de un canal de tv o una emisión abierta de video vía web, como las cámaras situadas en los parques o monumentos, no puede ser considerada CCTV pues no hay restricción alguna para su visionado más allá de tener a mano un ordenador o teléfono móvil.

Los VS no suelen ser conscientes de que son los responsables “directos” de la utilización y custodia de las imágenes y grabaciones obtenidos, al margen de la responsabilidad legal que tenga el director de seguridad, el administrador o el propietario del sistema de alarmas instalado en cada centro de trabajo o vivienda particular. Pero esa falta de conciencia no le exime de responsabilidad legal.

Los sistemas CCTV deben ser personalizados en función de las necesidades de seguridad de cada cliente concreto. Su funcionalidad debería ser la misma sin importar la hora del día, lo que supone que la diferencia de visualización y de grabación a lo largo de las 24 horas, y con cualquier situación meteorológica, no puede cambiar. Cuestión ésta a la que cualquier profesional de la seguridad se ha enfrentado en más de una ocasión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s